Historia

Centro Cuesta Nacional es una empresa que nació en 1935 con el “Colmado Mercedes”, fundado por el Sr. Manuel González Cuesta, ubicado en la calle José Reyes esq. Mercedes. En 1948 el Colmado se traslada a la Avenida Mella esquina Santomé, y cambia de nombre, surgiendo así el Colmado Nacional.

En 1956, Colmado Nacional dio paso a Autoservicio Nacional, siguiendo las corrientes observadas en otros países donde el negocio del Retail (venta al detalle) eran más avanzadas.

En 1959, Don José Manuel González Corripio decide colocar, anexo al almacén, un espacio de artículos ferreteros importados desde Estados Unidos. Esto sería el cimiento para el nacimiento de un nuevo formato de negocios, Ferretería Cuesta.

El año 1965 produjo grandes cambios en la ciudad de Santo Domingo por motivo de la guerra civil. Esa circunstancia provocó la necesidad de que se instalara un “supermercado de campaña” en la esquina que hoy ocupa el Supermercado Nacional de la Ave. 27 de Febrero con Abraham Lincoln.

En 1967 se inaugura un supermercado de dimensiones nunca vistas en nuestro país, y precursor de las grandes superficies e hipermercados de hoy día. Nuestro supermercado Nacional presentó grandes innovaciones, y con orgullo podemos decir que fuimos los primeros, en introducir departamentos especializados dentro del formato: ferretería, farmacia y cafetería. Conviene señalar que ni siquiera en Estados Unidos los supermercados de la época contaban con estas facilidades. La cafetería estableció primacías en el concepto de comida rápida en nuestro país.

“En CCN estamos conscientes de nuestra responsabilidad con el desarrollo de la sociedad y del país en su conjunto. Somos portadores de un compromiso inquebrantable con el desarrollo del país. Sabemos que el crecimiento y avance de una nación es responsabilidad de todos los que habitamos en ella.

- José Manuel González

Medio Ambiente

En Centro Cuesta Nacional hemos incorporado a nuestro crecimiento y desarrollo las preocupaciones medio ambientales de nuestra sociedad, tanto en las operaciones de los negocios como en la interacción de la empresa con el diverso público con el que se relacionamos. Podemos resumir estos esfuerzos con tres grandes grupos:

Reutilización

Con el objetivo de disminuir el impacto del plástico en el medio ambiente hemos puesto en manos de nuestros clientes bolsas ecológicas reusables elaboradas con material reciclado en un 95%. Con el reemplazo de las bolsas plásticas, los clientes están contribuyendo de forma activa y directa a este objetivo.

De igual forma, nuestro programa de reutilización de canastos plásticos en las áreas de Cárnicos, Panificadora y Frutas y Vegetales nos ha permitido eliminar el uso de cajas de cartón para empacar, almacenar y transportar las mercancías que estas unidades productivas generan. Este esfuerzo se ha extendido a proveedores de frutas y vegetales desarrollando un programa de intercambio de canastos con el que eliminamos los tradicionales canastos de madera y las cajas de cartón. Los canastos plásticos son reutilizados diariamente durante 3 años para luego ser reciclados y convertirse en nuevos canastos.

Reciclaje

En CCN contamos con un programa de reciclaje que es parte de nuestra cultura de trabajo, reciclamos: cartones, papel, plásticos, gomas, baterías, maderas y metales. A través del reciclaje de cartones, nuestra empresa salva 50,400 árboles al año.

Reducción de emisiones de Gases y CO2

Contamos con un sistema de reducción de emisiones de gases y CO2; así como ahorro de energía. Más del 90% de nuestras tiendas trabajan con iluminación LED o fluorescente de bajo consumo, lo que permite hasta un 50% de ahorro en el consumo eléctrico de iluminación. Sustituimos los equipos de climatización por sistemas de alta eficiencia, sistema de agua fría, sustitución de los refrigerantes que afectan la capa de ozono, iluminación en LED y motores electrónicos.

Con la aplicación de estas medidas logramos entre un 15% y un 20% de ahorro, lo que equivale a unos 525,000 KWh al año y la reducción de 370 toneladas de emisión de CO2.

Hemos implementado un sistema de posicionamiento satelital (GPS) y programas de certificación de manejo y reconocimiento a nuestros choferes para regular las rutas, el rendimiento de combustible de la flotilla de vehículos y una reducción significativa de emisiones de CO2. Todos los equipos de manejo de materiales utilizados en nuestro centro de distribución son eléctricos, lo que permite eliminar las emisiones de carbono y reducir significativamente el ruido ambiental. Estos equipos cuentan con un sistema que regenera la energía mientras realiza movimientos de frenado y de descargar de mercancía, permitiendo que la batería pueda recargarse.

Nuestros equipos tecnológicos y Data Center integran la última generación de servidores. Poseen características de administración de energía integradas y reducen el consumo de energía cuando el procesador está inactivo. Nuestros servidores Blade consumen menos que el equivalente de servidores Standard, gracias a que estos comparten fuentes de poder, ventiladores para enfriamiento y otros componentes.

Gracias a la tecnología de virtualización de servidores hemos podido disminuir la cantidad de equipos resultando esto en un moderno Data Center de Alta Densidad. Todas estas medidas generan más del 10% de ahorro en la energía consumida por los equipos tecnológicos reduciendo de esta forma las emisiones de CO2.

En nuestro diario accionar continuamos integrando iniciativas que nos garanticen una reducción en el impacto medio ambiental.

Slava Yurthev Copyright